Glosario: Doble Resultado

Doble resultado: qué es y cómo se obtiene

Conoce qué es el doble resultado en las apuestas deportivas. Apuesta por la primera mitad del partido y el resultado final, las variaciones que se producirán, etc. ¿Quieres saber más? Entra en Luckia.

¿Qué es el doble resultado?

Una de las variantes a las posibilidades más clásicas en el mundo de las apuestas deportivas es apostar al doble resultado. Consiste en predecir no sólo quién será el ganador del partido sino, además, cuál será el estado del marcador cuando se llegue al descanso. Además de ‘doble resultado’, estas apuestas se conocen también con el nombre de ‘Descanso / Final’.

¿Complicado? No tanto. Este tipo de apuestas se suele hacer cuando tenemos seguridad de que un equipo es muy superior a otro y que va a ir por delante desde el principio. Son apuestas que sirven para ganar valor; esto es, cuando un equipo es mucho mejor que su rival y su cuota es baja, podemos buscar esta posibilidad: apostamos a que no sólo ganará el encuentro sino que, también, irá por delante en el marcador cuando llegue el descanso.

También podemos usar este tipo de apuestas en partidos en los que pensamos que un partido puede ser muy tranquilo al comienzo, con dos equipos tanteándose, y que no se abrirá hasta el segundo tiempo, cuando los protagonistas busquen la victoria. De esa manera podemos apostar a una X al descanso y a la victoria de uno de los dos equipos al final. Las cuotas serán muy interesantes.

¿Qué posibilidades hay de acertar?

En un partido de fútbol el mercado más habitual para apostar es el de resultado final, el tradicional 1-X-2. Hay tres posibles resultados (victoria del equipo 1, empate y victoria del equipo 2) y las cuotas se ajustan a esas tres posibilidades. Sin embargo, en el caso de los dobles resultados las posibilidades se multiplican, pasando de 3 a 9: éstas son todas las apuestas posibles:
Equipo A – Equipo A
Equipo A – Empate
Equipo A – Equipo B
Empate – Equipo A
Empate – Empate
Empate – Equipo B
Equipo B – Equipo A
Equipo B – Empate
Equipo B – Equipo B

¿En qué deportes se puede apostar a doble resultado?

No todos los deportes son susceptibles de poder apostar a este mercado tan especial. Hace falta que sea un deporte estructurado en el que haya un parón en mitad del partido que sirva para descansar.

Ese descanso es lo que hace que, en muchas ocasiones, las cosas cambien entre el primer y el segundo tiempo, ya que las instrucciones del entrenador, el repaso a lo sucedido en la primera mitad o el propio ambiente del choque pueden provocar que todo cambie y que lo que era un partido dominado por un equipo en el primer periodo se convierta en todo lo contrario en el segundo.

Por tanto, en deportes como el tenis, el béisbol, los deportes de motor, el voleibol o el boxeo, entre otros, no se puede apostar al mercado doble resultado. Sin embargo, en los deportes que mueven más aficionados como el fútbol, el baloncesto o el balonmano, esta posibilidad está al alcance de todos los apostantes.

Mención especial para dos deportes: el hockey hielo y el fútbol americano. En el primero se juegan tres tiempos de veinte minutos cada uno, por lo que no hay un descanso, sino dos, y el mercado Descanso / Final no está disponible. En el caso del fútbol americano se juegan cuatro cuartos de 15 minutos, con un pequeño parón entre el primero y el segundo y entre el tercero y el cuarto. Sin embargo, sí hay descanso entre el segundo y el tercer cuarto, como en el caso del baloncesto, por lo que este tipo de apuesta se puede utilizar.

Estrategia vs riesgo

Apostar al mercado de doble resultado es una buena idea en el caso de que tengamos claro cómo va a transcurrir un evento deportivo y cuál va ser el resultado desde el primer momento. Esa estrategia es la adecuada cuando queremos conseguir cuotas más interesantes en partidos con un claro favorito, consiguiendo más rendimiento por el dinero que vamos a apostar.

Sin embargo, esa cuota mayor relacionada con la estrategia que queremos seguir lleva implícito un riesgo que no podemos pasar por alto. Si el equipo por el que apostamos consigue ganar el partido pero no ha sido capaz de colocarse por delante en el primer tiempo, nuestra apuesta será perdedora.

Es el mismo caso de que el equipo por el que no apostamos se adelante en el marcador y el favorito no sea capaz de remontar hasta la segunda parte. Da igual que al final gane 5-1 o 7-1, ya que nuestra apuesta no sería verde al haber fallado la apuesta de la primera mitad.

Ahora que ya sabes qué es el doble resultado y en qué eventos lo puedes usar, entra en Luckia.es y apuesta al partido que quieras disfrutar con ese extra de emoción que consigues con las apuestas.

Nueva llamada a la acción