Doblar en blackjack

Doblar en Blackjack

¿Sabes cuándo doblar en blackjack? Aprende qué significa doblar en este juego de cartas y las situaciones donde se debe aplicar.

¿Qué es doblar en blackjack?

El blackjack es uno de los juegos de cartas más famosos en todo el mundo y, probablemente, el que más éxito tiene en los casinos. La sencillez del juego, unido a la emoción y a la posibilidad de lograr importantes ganancias, convierten a las mesas de blackjack en uno de los lugares más concurridos de cualquier casino, tanto físico como virtual.

Pero para convertirse en un experto hay que dominar todas las facetas del blackjack. Y, por supuesto, los dos momentos más importantes a los que se enfrenta el jugador es cuándo pedir carta o plantarse y cuándo doblar. De esas dos decisiones dependerá que el resultado de la partida sea positivo o negativo y hay que saber cómo actuar en cada momento.

Existen diversas estrategias de blackjack que ayudan a saber cuándo se debe pedir carta y cuándo no. Pero, ¿sabemos cuándo debemos doblar nuestra apuesta? Es una de las ventajas que tiene el jugador respecto a la banca y saber aprovecharla es vital para lograr ganancias a largo plazo.

Doblar es la posibilidad que tiene el jugador de multiplicar su apuesta por dos en mitad de la partida, cuando las cartas le son favorables. Sin embargo, se trata de un movimiento arriesgado ya que cuando se decide doblar, solo podremos recibir una carta más. Eso significa que si es una figura, el éxito está casi garantizado; pero si la carta que sale es baja, nuestra jugada queda a merced de lo que haga la banca.

El hecho de que toda la jugada tenga que decidirse con una sola carta es algo que no gusta a todos los jugadores, por lo que analizaremos las ventajas y los inconvenientes de doblar en el blackjack para que cada uno extraiga sus conclusiones.

qué es doblar en blackjack

Cuándo doblar en blackjack

Lo más importante que debemos saber es que no hay una regla universal que reúna los requisitos para poder doblar en el blackjack. Cada casino tiene sus propias normas que debemos conocer cuando comenzamos a jugar, tanto de manera física como online, aunque lo normal es que se permita doblar cuando el jugador tiene 9, 10 u 11 puntos.

Sin embargo, sí que hay algunos consejos para doblar en el blackjack. Después de que el crupier reparta las dos primeras cartas a los jugadores y la suya propia, es aconsejable doblar en las siguientes situaciones:

  • Cuando el jugador tiene un 10 u 11 duro entre sus dos cartas; es decir, suma 10 u 11 puntos sin que ninguno de los naipes sea un as.
  • Cuando el jugador tiene un 9 duro (sus cartas suman 9 puntos sin que tenga un as) y la carta de la banca es un 2, 3, 4, 5 ó 6.
  • Cuando el jugador tiene un 16, 17 ó 18 blando (es decir, un as y un 5, 6 ó 7) y la carta de la banca está entre 2 y 6.

También es muy importante saber cuándo no se debe doblar en el blackjack: la mayoría de los casinos no dan la opción de doblar cuando la mano de la banca es un as; en su defecto, ofrecen la opción de hacer un seguro para curarse en salud ante un posible blackjack. Pero, además, tampoco se debe doblar nunca cuando la banca tiene un 10 o una figura.

La mayoría de los expertos también aconsejan no doblar cuando la primera carta de la banca es un 7 o una carta superior: eso es debido a que si el jugador tiene un 9, 10 u 11 y recibe una carta baja después de doblar, como un 2, 3, 4 o 5, su jugada será perdedora si la banca recibe un 10 o una figura, ya que se plantará con 17 puntos.

cuándo doblar en blackjack

Ventajas e inconvenientes de doblar en blackjack

La posibilidad de doblar en mitad de la partida dependiendo de las cartas del jugador es una gran ventaja que los jugadores deben saber aprovechar contra la banca. Sin embargo, muchos jugadores utilizan esa opción de manera excesiva, por lo que una ventaja se convierte en un claro inconveniente por el mal uso que se hace de esa posibilidad.

Lógicamente, el objetivo de doblar es ganar más dinero con nuestra jugada y aprovechar que nuestras dos primeras cartas son muy buenas en comparación con las que tiene la banca. Esa opción de poder decidir unilateralmente si queremos doblar o no nuestra apuesta es la mayor ventaja que tenemos contra el casino.

Por el contrario, el hecho de recibir una sola carta después de doblar es el mayor inconveniente al que se enfrenta el jugador cuando quiere multiplicar por dos su apuesta. Si la carta es alta estará muy cerca de ganar la jugada con el doble de dinero en juego, pero si es baja las opciones de la banca aumentan.

Ahora que ya conoces cuándo debes doblar en Blackjack, recuerda que en el casino, la mejor forma de jugar es con moderación.

Regístrate