Croupier de Casino

Hay una figura fundamental en todo casino en vivo, la del croupier. El croupier se conoce a la perfección cómo funciona un juego, sus pagos y maneja las cartas y fichas con una habilidad fuera de lo normal para agilizar el juego de la mesa. A continuación, os vamos a detallar más sobre esta profesión tan especial.

¿Qué es un croupier?

Cuando se habla de Croupier todos nos imaginamos a una persona con corbata y pajarita repartiendo cartas o lanzando la bola en la ruleta. Además de eso, son unos grandes profesionales que trabajan con gran destreza en los diferentes juegos de casino. Es un trabajo que llama la atención, pero que la gran mayoría desconoce.

Sin embargo, el croupier también llamado crupier es una figura imprescindible, ya que es el profesional que se encarga de dirigir y controlar en las mesas las partidas de ruleta, blackjack, baccarat, poker… Su labor es la de gestionar todas las actividades que se suceden en la mesa como pueden ser lanzar la bola, entregar las fichas, repartir cartas, cambio de dinero en fichas… entre otras muchas.

Historia del croupier

La palabra crupier es un galicismo que proviene del término “croupier” y significan lo mismo tanto en español como en francés. Si nos ceñimos a su origen etimológico, el término croupe significa algo así como “ancas” o “grupa de un caballo”, que extrapolado al casino viene a ser la persona que estaba detrás de un jugador asegurándolo, como si cabalgase a la grupa para darle un consejo.

Como decimos, en sus orígenes, la labor principal del croupier era la de asesorar a un jugador en sus apuestas, pero con el paso del tiempo las labores de este profesional se han ido desarrollando. A día de hoy es el máximo responsable de las mesas de casino en cada partida y desarrolla una labor que requiere de unas habilidades y cualidades que no todo el mundo posee.

Tipos de crupier y funciones

Crupier de Casino

Cuando nos referimos a un croupier no hablamos solo de la persona que reparte cartas en el póker, puesto que, dependiendo de los diferentes tipos de juego, existen diferentes tipos de crupier.

Es más, puede haber varios tipos de crupier ya que existen distintos tipos de juego dentro de una misma modalidad (hay varios tipos de póker, de ruleta o de BlackJack, como el BlackJack multijugador). Si algo caracteriza al croupier es que debe estar preparado para afrontar diferentes situaciones, puesto que, aunque su labor sea la de gestionar el juego en la mesa que le corresponda, también deberá hacer frente a labores más personales como dispensar un buen trato a los clientes.

El croupier debe ser cordial con el jugador y también cumplir con las normas de actuación del casino y del juego. Cada casino puede tener ciertas variantes, y deben ser los encargados de velar por ellas.

Dirigir una partida es una labor que requiere de un gran conocimiento técnico para el crupier, puesto que todos los juegos pueden tener varias apuestas. Desde el “abran juego” al “no va más”, el encargado de la mesa debe corroborar que todas las apuestas están colocadas como pide el cliente, tiene que lanzar las cartas del Blackjack o Poker, y también puede lanzar la bola en la ruleta, además debe pagar las apuestas ganadoras y por último retirar las fichas de la mesa que no sean ganadoras.

¿Qué debe que tener un buen Croupier? Características

Todo buen buen croupier debe, al menos, reunir las siguientes características para poder desarrollar en la mesa todas las labores que se piden:

  • Matemático: Debe tener muy claro cuales son los pagos y la cantidad de fichas que tiene que repartir en caso de que un jugador gane o a la hora de cambiar fichas.
  • Idiomas: Debe saber hablar idiomas como el inglés, pero también francés, chino, árabe o ruso, ya que en las zonas turísticas lo más frecuente es que acudan jugadores de distintas nacionalidades.
  • Seguro de sí mismo: La mesa requiere de dinamismo: Se debe cantar y pagar de forma adecuada las apuestas vencedoras. Se tiene que hacer bien porque cualquier error puede perjudicar al casino o al cliente.
  • Resolución de conflictos: Uno de los problemas más frecuentes a los que se enfrenta el crupier es resolver problemas de los jugadores del tipo: apuesta no admitida por estar fuera de tiempo, no se acuerdan de lo que apuestan, un jugador coge fichas por error de otro jugador… Son problemas que el responsable debe resolver sin molestar al resto de usuarios de la mesa y con cierta cordialidad.
  • Comunicativo: El jugador debe estar cómodo en la mesa y para ello el crupier debe tener don de gentes, ser comunicativo para que todo fluya con naturalidad y los clientes estén a gusto en la mesa.
  • Preparación física: El crupier debe estar preparado para estar varias horas de pie y soportar la tensión propia de la mesa.

Si ya sabes cómo trabaja un crupier, puedes comprobar y disfrutar de esta figura en los juegos en vivo del casino online de Luckia. Recuerda que la mejor victoria es jugar con moderación.

Regístrate