Diferencias Blackjack

¿Qué tipos de blackjack existen?

¿Sabes qué tipos de Blackjack hay y cómo se juegan? En Luckia te contamos los distintos tipos y sus diferencias: clásico, americano, etc. ¡Entra ya en nuestro casino y diviértete jugando al Blackjack.

¿Cómo se juega al Blackjack?

El Blackjack es uno de los juegos de cartas que se pueden jugar en el casino. Al principio se reparten dos cartas y, en función de la puntuación de éstas, decidimos qué hacer en la jugada. El jugador apuesta contra la banca y tiene que ir sumando cartas hasta conseguir 21 puntos. Si no los consigue, puede aproximarse lo más posible a ellos pero nunca puede sobrepasarlos, porque en ese caso se perdería la partida.

Cuando el jugador se planta, es decir, no quiere más cartas, la banca levanta las suyas y pide más o menos cartas dependiendo de su puntuación. Ganará quien más se aproxime a 21 puntos o llegue a 21. Si hay empate, se devuelve el dinero apostado. Si se logra Blackjack, es decir, si se tiene un as y una carta con valor de 10 con las dos primeras cartas, se consigue 3/2 veces el dinero apostado.

Valor de las cartas en el Blackjack

¿Sabes cuánto vale cada carta en el Blackjack? Es una información vital si queremos dominar el juego y convertirnos en jugadores ganadores a largo plazo. Las cartas tienen diferentes valores:

  • As: El As puede valer 1 ó 11 en función de lo que más nos interese en cada jugada.
  • Números: 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8 , 9 y 10, el mismo valor que su número
  • Figuras: J, Q, K, valen 10

Blackjack cartas

Preguntas habituales en el Blackjack

Para ganar al Blackjack a largo plazo hay que conocer todas las facetas del juego. Por eso hay que saber responder a algunas de las preguntas más comunes y, al mismo tiempo, más importantes del juego.

  • ¿Se pueden dividir las cartas?

Se podrán dividir las cartas siempre que sean iguales: por ejemplo, dos reinas, dos ochos o dos cuatros. Al elegir dividir la mano, tenemos la posibilidad de pedir cartas para completar ambas manos, pero también debemos pagar doble apuesta. Las parejas de ases también se pueden dividir; sin embargo, en el caso de completarse con un 10 o una figura, no se considerarán Blackjack.

  • ¿Cuándo se puede doblar la apuesta?

Según la modalidad de Blackjack a la que juguemos, se podrá doblar la apuesta en unas condiciones o en otras. Por lo general se permite doblar cuando la mano tiene un valor de 11 o inferior, aunque también hay modalidades que aceptan doblar con cualquier valor. En el momento en que doblemos la apuesta sólo se nos entregará una carta más, y la mano ya estará completa. Sólo se puede doblar en blackjack una vez por mano y nunca después de haber dividido las cartas.

  • ¿Qué es la apuesta de seguro?

La apuesta de seguro es la oportunidad que tiene el jugador de asegurarse si el crupier consigue Blackjack con sus dos primeras cartas (As y 10 o K o Q o J).

Se puede realizar una apuesta de seguro cuando la primera carta del crupier sea un As. Se trata de invertir la mitad de una apuesta original para que, si el crupier obtiene una carta de valor 10 y forma Blackjack, puedas recuperar parte de la cantidad invertida. Si el crupier no tiene Blackjack, la apuesta a seguro se pierde.

  • ¿Cuándo se planta el Croupier?

El Croupier se planta cuando alcanza el valor de 17.

  • ¿Cuánto se gana si se consigue un Blackjack?

Si se gana con un Blackjack se paga una proporción de 3:2 de la apuesta original. Es decir, si nuestra apuesta es de 10 euros, la banca nos dará 25, logrando un beneficio de 15 euros.

blackjack

Tipos de Blackjack

En Luckia podemos jugar a dos tipos de blackjack: europeo y americano. La forma de jugar es muy parecida a excepción de pequeñas diferencias que son imprescindibles de conocer si queremos dominar todas las facetas del juego.

Blackjack clásico

El croupier tiene inicialmente una carta. En esta modalidad, el jugador puede obtener la apuesta de seguro (explicada en las preguntas habituales). Una vez que los jugadores han decidido apostar o no sobre el seguro, el juego continúa de manera normal. Cuando han terminado las jugadas, el croupier añade una carta a su jugada y se comprueba si ha obtenido blackjack. Para que el croupier obtenga blackjack, debe tener un As y un 10 o una figura.

Blackjack americano

El croupier se repartirá inicialmente dos cartas (y no una), una de ellas boca abajo. Si tiene un as, ofrecerá la posibilidad de hacer apuesta de seguro. Una vez que los jugadores deciden si aseguran su jugada o no, el croupier comprobará si él ha conseguido Blackjack. Si es así, pagará los seguros y recogerá las apuestas del resto de jugadores, sin que estos puedan pedir cartas, doblarse, dividir o plantarse. Si no tiene Blackjack, el juego continuará de forma tradicional.

Diferencias entre el blackjack clásico y americano

La mayor diferencia entre el blackjack clásico y el americano radica en el reparto de las cartas y la posibilidad del seguro. En la versión americana del juego se reparten dos cartas a todos los participantes desde el comienzo y la banca es la primera en comprobar sus cartas: ofrece seguro solo si su carta vista es un as y, si tiene blackjack, es decir, un as y una figura o un 10, pagará en ese momento los seguros; después, comprobará el resto de jugadas devolviendo el dinero a los jugadores que también tuvieran blackjack y ganando a los demás.

Sin embargo, en el blackjack europeo el crupier solo se reparte una carta y, en caso de ser un as, los jugadores pueden utilizar la figura del seguro. Después de que se dé esa situación, el juego es el mismo: hay que tratar de acercarse lo máximo a 21 y la banca está obligada a pedir carta hasta 16 puntos y plantarse con 17 o más. Si alguno de los jugadores tiene blackjack, lo cobra inmediatamente. Si lo tiene la banca, no se sabrá hasta el final de la mano: en ese caso, paga en ese momento las apuestas de seguro y recoge el dinero del resto de jugadores, dado que quienes tuvieran blackjack ya habían cobrado con anterioridad.

Otra diferencia es que en el blackjack americano, si un jugador tiene blackjack pero la carta descubierta del crupier es un as, puede garantizar sus beneficios a cambio de reducirlos. Se da la posibilidad al jugador de cobrar su blackjack 1 a 1 en vez de 3 a 2 antes de que el crupier compruebe su propia jugada. Es decir, si ha apostado 10 euros recuperaría 20 garantizados en vez de los 25 que podría ganar, pero da igual qué mano tenga el crupier.

Otras variantes del blackjack

El blackjack es uno de los juegos de casino más divertidos y populares, ya sea en su versión clásica o americana, pero no es el único: otros juegos como el bacarrá, también conocido como el punto y banca, son muy habituales en las salas de juego físicas y online.

Se trata de un juego de cartas en el que hay dos equipos: el del punto y el de la banca. El objetivo es conseguir 9 puntos, la mejor jugada posible, sumando dos cartas y los jugadores pueden apostar por uno de los dos equipos o por el empate. Ganará aquel de los equipos que haya logrado una puntuación más alta al término de la partida o bien quien haya apostado por el empate en caso de producirse.

Las apuestas de blackjack son una forma muy exitosa de divertirse en el casino online y Luckia te ofrece la posibilidad de jugar y convertirte en ganador desde tu propia casa.

 

Regístrate